EMPRENDIMIENTO

Tener una actividad económica que nos motive profundamente es una bendición. Acostarse el domingo, deseando como un niño desea la navidad, que sea ya lunes, para empezar a crear, a trabajar, a compartir ese valor que tenemos para ofrecer, es una bendición a la que todos tenemos derecho.

Emprender después de los 40, incluso de los 50, es una realidad que estamos viviendo hoy en día.

Los sistemas pensionales están en crisis, hacen falta por lo menos tres reformas pensionales antes de que lleguemos a la edad de pensión... y seguro no quedarán ni las sobras...

Empezar a concebir una estrategia de que actividad nos generará ingresos por los próximos años, ya no es una opción... es una obligación.

Una estrategia de renta vitalicia propia (si... que incluya algo de lo de la "pensión")... Una estrategia de emprendimiento.. o una combinación..

No importa. Pero es fundamental empezar a concebir y construir una estrategia hoy... mañana será tarde.